Contamos con un ministerio para todos los hombres que enfrentan luchas contra adicciones o malos habitos que son destrucivos para sus cuerpos y para sus seres queridos y quieren ser libres de verdad, con la palabra de Dios y la ayuda del Espiritu Santo y un programa de discipulado personal para renovar su mente con el cual se logra ser ministrado y cambiado para volver al proposito de Dios.

 

Encargado: Ricardo Ramirez