MUJER CON PROMESA

Génesis: 16:8-9 “Y la hallo el ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que esta junto al camino de Suhr.[7] Y le dijo; Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora. [9] Y le dijo el ángel de Jehová; vuélvete a tu señora y ponte sumisa bajo su mano [10] le dijo también el ángel de Jehová: multiplicare tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de la multitud”.

Di conmigo; yo soy una mujer con promesa!

Dios tiene promesas para ti y para tus hijos

 

Hay do preguntas que tenemos que contestarle al Señor en esta hora:

¿De dónde vienes tú?

¿Y a dónde vas?

A Abraham le dijo; sal de tu tierra y tus parientes a la tierra que yo te mostrare…

A Moisés le dijo: porque clamas a mí! Extiende tu mano y abre el mar…

A Saulo le dijo: ¿porque me persigues?

Agar era egipcia, pero el ángel no le pregunta su nacionalidad, sino su procedencia actual. Se refiere del lugar de donde viene. Ella Huía de su Señora Sarai, mas ella ignoraba que su bendición vendría de allí, del lugar de donde estaba huyendo;

 

AGAR es el Egipto de donde vienes; representa, El mundo, la vida de pecado y ha sido acercada a Dios.

AGAR te representa a ti mujer, que estas sin Cristo, en la vida de pecado, apartada de Dios y lejos de sus promesas, y ahora has venido a estar cerca de EL.

AGAR representa; el que ha sido tomado del mundo para estar cerca del Señor.

 

SARAI [sara] Representa la Iglesia de la cual Dios te ha hecho parte, la familia que te bendecirá, El lugar de bendición; de donde procede tu nueva vida; donde serás amada y también transformada, donde será cambiada, donde ya no importa tu procedencia; ahora es ciudadana del reino de los cielos.

Sara: Es el lugar donde tus batallas espirituales se presentaran para probar tu fidelidad y tu fe en Dios y a tu familia la iglesia.

 

LA iglesia[Sara] es el lugar donde muchos se regresan porque están batallando en la vida cristiana, y ya no pueden con ciertas situaciones; y se retiran al desierto, espiritual creyendo que podrán sin Dios; creyendo que se harán un futuro por su fuerza; sintiéndose despreciadas, y con corazones partidos; “mas Dios te ve” y el lugar al cual puedes huir, no te será de bendición; El ANGEL aparece AGAR y le dice; ¿de dónde vienes y a donde vas?

Muchas de ustedes del lugar que viene las formo a lo que hoy son; si ustedes no pasan por allí, no tendrían el carácter que tienen, la voluntad que hoy tienen, la tenacidad que hoy tienen.

Muchas vienen de la necesidad- de bancarrota emocional y sentimental- del menosprecio- de violencia- de abusos- de sueños rotos, allí estuvieron y allí vivieron;

Si no pasas por allí no hubieras cambiado. AQUELLO que has pasado en la vida saco lo mejor de ti, es el lugar de prueba de carácter, es el lugar de fuego de purificación, es el inicio de tu bendición actual; porque Dios ha decidido bendecirte.

EL ANGEL sabía de donde venía; y Agar no mintió, dijo; me están maltratando; se está burlando de mí y yo no quiero que mi hijo nazca en esa casa. Ahora me arrepiento de haberme embarazado. NO sé a dónde voy, tal vez a Egipto nuevamente, o algún lugar…

La mujer virtuosa de Prov.31 solo te describe a ti, cuando has llegado a ser madre, y tu casa, esposo e hijos son tu vida.

 

1. EL DIOS QUE ME VE

Agar quedo embarazada de Abraham y cuando Sarai la mujer de Abram la vio embarazada le tuvo celos y de tanto que la afligía haciéndole la vida imposible Agar salió corriendo hacia el desierto para huir de la presencia de Sarai; pero estando junto a una fuente, un ángel le apareció y le dijo“vuélvete y ponte sumisa a tu señora sarai. Y multiplicare tanto tu descendencia que no podrá ser contada [ver9-10] Y ella regreso.

 

Si tú tuviste que salir de casa a una temprana edad y tener familia a una temprana edad, créeme que Dios se dio cuenta de ese hecho. Y Dios no se ha olvidado de ti, y tiene promesas para ti.

Las promesas no se obtienen huyendo; el ángel le salió al encuentro y le dijo; vuélvete.

Hay promesas para ti, pero vuélvete. No te montes en tu orgullo; vuélvete!

Y ella regreso a casa; recuerde Agar era una sierva, Que todos los días miraba y servía a Sarai. Pero obedeció la voz del ángel de Dios. Porque Dios te enriquecerá en el lugar del sufrimiento, Dios te llenara de tesoros de sabiduría en tu corazón.

La autocompasión es usada por el diablo para robarte las ganas de vivir y luchar; es la raíz de todo conformismo y estado de depresión, porque se basa en los que los demás dicen de ti. Se basa en lo que los demás piensan de ti. Y no se basa en los planes ni pensamientos de Dios para tu vida. Con autocompasión te justificas tú misma de las imposibilidades de las cuales eres objeto, y sola te descalificas sin haber trabajado, ni haberle hecho la lucha.

La autocompasión tiene raíz y tienes que sacarla; porque te seguirá pasando lo mismo.

Donde hay raíz, tarde o temprano habrá un brote. LO que usted no ha arrancado, saldrá.

Hoy hay químicos para las hiervas y matarlas, pero no por siempre.

Dios puede arrancar de ti las heridas del pasado, las malas vivencias o experiencias y sanarlas, cicatrizarlas, Dios puede hacerte ver la prueba de otra manera, de otra perspectiva, NO como ofensa, sino como una aportación a tu carácter.

Agar se fue porque Sarai le daba “carrilla” se le llama “bulling” en nuestros tiempos. Y ella sintiéndose ofendida y con razón de marcharse, sale de casa embarazada y huye al desierto. El ángel le dice; vuélvete a tu señora. Echa carácter, raíces nuevas y yo bendeciré a tu hijo…“Yo soy el Dios que te ve”

tenía que volver si quería la bendición para su hijo; aunque peleaba en su interior porque era menospreciada por otra mujer; su patrona, su dueña!

La mayoría de ustedes son madres, algunas de ustedes son madres solteras; y no hay nada más importante para ustedes que sus hijos! Usted por ellos trabaja, se desvela, los protege y cuida, llora, ora, le pide a Dios, los cura, los viste, los alimenta, por ellos es capaz de trabajar dos turnos si es necesario, por ellos usted se quita la tortilla de la boca para dársela a ellos, sus sueños y anhelos son para ellos. Porque usted quiere lo mejor para sus hijos.

Agar llevaba a su hijo en el vientre y se sintió menospreciada y rechazada en la casa donde vivía, pero Dios la está mirando, que sería madre y como tal quería lo mejor para su hijo; y el ángel le dice vuélvete.

 

2. EL DIOS DE PORMESAS

[Ver 10] “Multiplicare tanto tu descendencia que no podrá ser contada a causa de la multitud”

Hay promesa para ti: las promesas son para alguien; Dios no puede cumplirlas sin haber un humano que sirva de puente, o recipiente de tales bendiciones. Abraham recibió la promesa y la obtuvo, Sara recibió promesa y la obtuvo; Jacob recibió promesa y la obtuvo, Moisés la recibió y la obtuvo, Rahab recibió promesa y la obtuvo.

Si Dios te ha dado promesas, las obtendrás, solo tienes que créele a Él, y ser fiel y constante, caminando con él, al oír su voz.

Era tiempo para probar el orgullo de Agar, Era tiempo de probar su corazón, que fácil es irse, qué fácil es huir del compromiso con cientos de escusas; que fácil es presentar argumentos válidos para uno mismo mas no para Dios.

Agra pudo haber dicho, me está hiriendo el corazón, me está lastimando, me está humillando, mas Dios le dice; vuelve, que hay promesa para ti, en esa casa.

 

DIOS le puso nombre a su hijo; le llamaras Ismael [DIOS ESCUCHA] y le dio una promesa, multiplicare tanto tu descendencia que no podrá ser contada.

Quizá usted salió embarazada antes de tiempo, es decir sin haberse casado, tal vez usted fue la aventura de alguien, o sufrió el abuso de alguien, pero Dios miro el fruto de tu vientre, como el de Agar, Agar no estaba buscando un hijo, sino que Sara quería un hijo por medio de ella, y Abraham se allego a Agar, y esta quedo embarazada, y se llegó el tiempo en que quiso huir para tener él bebe en otro lugar, porque su Patrona no la quería allí..

No estoy exaltando este echo; pero si el hecho de que Dios lo sabe todo, y tiene planes para todos, esto incluye tus hijos, le dice a Agar; yo tengo planes para tu hijo Ismael.

Dios tiene promesas para ti y aun los hijos que tuviste en tu temprana edad están en los planes de Dios, porque Dios te ha visto en tus desiertos, tus necesidades, tus carencias, tus bancarrotas, tus limitaciones, pero esta noche te digo de parte de Dios, en los lugares de soledad Dios te ha mirado, y tiene promesas que cumplir en ti.

Porque Dios es el Dios que te ve…en tus lágrimas y dolor por tus hijos. Dios te ve! Y te llevara a prosperidad si escuchas su voz.

 

3. NO TE RINDAS

Ríndete ante Dios, pero no ante la vida ni sus circunstancias

Génesis 21:10 Por tanto dijo a Abraham: echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sirva no ha de heredar con Isaac mi hijo. [Ver 14] entonces Abraham de levanto muy de mañana, y tomo pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entrego el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba.

Por segunda vez Agar sale al desierto, pero en esta ocasión la corrieron, porque su hijo le hacía caras y gestos a Isaac, el hijo de Sara.

La primera; vez fue voluntaria y Dios la regreso diciéndole tengo promesas para ti, pero no seas cobarde,

La segunda; fue echada de su casa.

Si no la echan no prospera, ni se cumple en ella la promesa de Dios.

Esos son los tiempos que no entendemos y pensamos mal de los demás, mas Dios es quien esta cerrando una puerta para abrir otra, es Dios quien te esta promocionando aunque te parezca triste en ocasiones.

 

“Y oyó Dios la voz del muchacho y el ángel de Dios llamo a Agar desde el cielo y le dijo: ¿Qué tienes Agar? No temas, porque Dios ha oído la voz del muchacho donde está.

Levántate y sostenlo con tu mano, porque yo hare de el una nación [Ver17-18]

 

Su hijo quien era su vida y dedicación ya había desmayado por el calor en el desierto y ella no podía mirarlo morir, e impotente lo dejo debajo de un arbusto para que allí muriera mientras ella se alejaba para no verlo sufrir.

Cuando lo que más quieres parece morir, parece desvanecerse, es el tiempo de confirmar la promesa. Cuando la segunda experiencia es más fuerte que la primera, es porque si puedes pasarla y ser refinada y engrandecida en tu fe y confianza en Dios.

La primera fue voluntaria y no dolió, como la segunda que fue por menosprecio, cuando lo que más duele es lo que nos da forma de siervos y siervas de Dios.

Cuando más nos duele estamos entrando en la dimensión donde esta Dios esperando con recompensa mayores.

No temas; Dios estuvo en la primera, Dios está en esta segunda, y estará en la tercera prueba….

No Te Rindaslevántate y sostenlo los hijos que Dios te ha dado, tu puedes sostenerlos, animarlos, Dios te dice no los dejes, no los abandones yo tengo promesa para ellos, NO te rindas!

El ángel le abre los ojos y le muestra una fuente de agua para saciar su sed y la del muchacho. Y Dios estaba con el muchacho.

Siendo que tus hijos estaban planeados por ti o no los planificaste, No importa ante Dios el te conoce y conoció a tus hijos, los vio cuando estaban en tu vientre y mientras crecían aunque tú te preocupabas por tu situación.